Saltar al contenido

Cómo hacer bizcocho

2 mayo, 2019

Para hacer un bizcocho existen numerosas recetas, ya que el bizcocho es un pastel muy fácil de preparar, que necesita de pocos ingredientes y a la vez es ideal para cualquier ocasión, por lo mismo existen tantas variantes. Aprende cómo hacer un bizcocho súper esponjoso en sencillos pasos.

No se trata de una receta perfecta, ya que dependerá del gusto de cada quien, pero puedes encontrar algunos trucos para que el resultado sea un bizcocho esponjoso y delicioso. La receta de bizcocho tradicional, aquella que todo el mundo conoce, pero con un resultado y acabado sorprendentemente agradable al paladar.

Bizcocho con tres ingredientes

Esta es la receta de toda una vida, sólo lleva huevos, azúcar y harina, puedes enriquecer su sabor con alguna esencia, como vainilla, ralladura de limón o naranja, una variable totalmente simple que de seguro tienes también en casa.

¿Cómo hacer bizcocho básico? O ¿Cómo hacer un bizcocho sin levadura? La respuesta a esta pregunta es muy simple, se separan las claras del amarillo y se baten por separado con batidora eléctrica.

Las amarillas se baten hasta que estén como una especie de crema blanquecina, se agrega a esta la mitad del azúcar. Las claras se montan a punto de nieve y se agrega la otra mitad del azúcar.

Se incorpora las yemas a las claras, mezclando en forma envolvente, luego se añade la harina tal como cae de colador al momento de tamizarla y se mezcla con movimientos envolventes hasta que no se observen grumos de harina. Se vierte la mezcla en un molde previamente preparado para hornear y se lleva al horno por unos 20 minutos.

Las cantidades para hacer bizcocho pequeño pueden ser: 4 huevos, 120 gramos de azúcar y 120 gramos de harina de repostería.

Las variables son tan numerosas como los gustos de las personas, encuentra la que más te agrade y prepara el bizcocho ideal para tus meriendas.

Cómo hacer bizcocho de chocolate

Hacer un bizcocho de chocolate rápido, puede convertirse en todo un éxito culinario ante tus seres queridos y amigos, prepararlo es bastante fácil, solo necesitas huevos, yogur, azúcar, harina, cacao en polvo, aceite y levadura. Debes mezclar todos los ingredientes y llevar al horno caliente.

Para hacer un bizcocho esponjoso de chocolate, puedes montar las claras, cremar las yemas con azúcar en partes iguales y sustituir un cuarto de la cantidad recomendada de harina por cacao en polvo, esta receta es una variable de la receta básica y tradicional del bizcocho.

Cómo hacer bizcocho para torta

El bizcocho además de servir de desayuno, merienda o postre, puede servirse de muchas maneras y es utilizado como base de múltiples tortas frías.

Un bizcocho básico sirve para hacer una torta tres leches, torta borracha o varias preparaciones de torta rellena, como tiramisú, selva negra, fresare, entre otras.

Cómo hacer bizcocho con aceite

Es una mezcla muy similar a las otras, solo que a diferencia se le agrega una pequeña cantidad de aceite, este puede ser de oliva, o de girasol.

Las cantidades son importantes deben ser justas, debes tener presente que cualquier alteración en las cantidades puede afectar el resultado. Si añades mayor cantidad de aceite, obtendrás un pastel menos esponjoso, con una textura similar a las magdalenas.

Puedes preparar un buen bizcocho usando 5 huevos, 250 gramos de azúcar, 250 gramos de harina, 50 ml de (leche, jugo de naranja, licor, agua), 25 ml de aceite, una cucharadita de levadura o polvo de hornear, vainilla y la ralladura de un limón.

El aceite lo puedes también sustituir por mantequilla o margarina derretida.

La preparación es similar al bizcocho básico, solo que se van agregando el resto de los ingredientes mientras se mezcla en forma envolvente.

Importancia del aire en la preparación del bizcocho

Bien sea que utilices o no levadura, es importante que la mezcla conserve el aire que se incorpora al batir, de la cantidad de aire existente en la mezcla dependerá la suavidad y esponjosidad del bizcocho.

Para conservar el aire pon en práctica los siguientes consejos:

  • Bate las claras a casi punto de nieve o punto de nieve.
  • Nunca incorpores los ingredientes de forma brusca o total, se deben incorporar poco a poco y cuidadosamente.
  • Nunca debes batir más de lo necesario.
  • Usa una paleta para mezclar la harina en forma envolvente. Si se bate con la batidora perderá gran parte del aire incorporado. Notaras rápidamente como la mezcla baja.

¡Muchas gracias por leernos y empieza a pulir tus habilidades para la repostería!

Valora el artículo